Buscar en este blog

Recibe las nuevas entradas en tu bandeja de correo electrónico.

viernes, 17 de enero de 2014

La Corona Vaginal: Despejando el mito de la virginidad femenina (RFSU)


Los tejidos que forman la corona vaginal pueden tener múltiples formas que varían de mujer a mujer.
Imagen: RFSU


Conocida por el término universal “himen”, la corona vaginal es sijeto de muchos mitos y malos entendidos. El más importante de estos es la noción de que la apertura vaginal de una mujer está cubierta por una membrana que se rompe tras la penetración. Esto es incorrecto pues no existe tal membrana. RFSU desea disipar los mitos y promover el conocimiento basado en hechos documentados. En este artículo pretendemos darte una idea más cercana a lo que encontrarás en la apertura vaginal de cada mujer.


¿Dónde está localizada la corona vaginal y cómo se ve?

La corona vaginal está localizada 1-2 cm dentro de la apertura vaginal, no al interior de la vagina. Cada corona vaginal se ve diferente en cada mujer, justo como los oídos, las narices y los labios, difiere en tamaño, color y forma. Consiste en unas capas de tejido mucoso que puede encontrarse “doblado” de forma estrecha o suelta. Es un poco rosa, casi transparente, pero si es más grueso puede verse más pálido o blancuzco. Puede parecer pétalos de rosa o de cualquier otra flor, como un clavel o como un conjunto de medias lunas. En la mayoría de los casos es bastante elástica.

A veces, aunque muy rara vez, estos tejidos pueden cubrir completamente la entrada vaginal. En este caso, necesitas visitar a un especialista para que se abra un espacio en la corona vaginal, para poder liberar sangre menstrual y otros fluidos, además de permitirte usar copas menstruales, tampones o tener relaciones sexuales. Dar a luz por vía parto vaginal puede cambiar la apariencia de la corona vaginal, suavizándola o replegándola un poco y haciéndola menos visible.

Ubicación de la Corona Vaginal
Imagen: RFSU



En mujeres mayores que ya pasaron la menopausia y que no tuvieron hijos de forma vaginal, la corona vaginal puede cerrarse un poco nuevamente. Ocasionalmente algunas mujeres mayores se encuentran con problemas al intentar reiniciar su vida secial y requieren apoyo de un especialista para reabrir la corona vaginal.

Nadie sabe la función real de la corona vaginal, pero es probable que sea un remanente de nuestro desarrollo fetal.


¿Duele “la primera vez”?

Dado que la corona vaginal no es una membrana frágil y estandarizada, la sensación en la primera vez que la estiras un poco al insertar un tampón o copa, masturbándote o a través del coito es una experiencia muy individual. A algunas mujeres no les duele para nada, mientras que otras con una corona vaginal más gruesa han reportado dolor u otras molestias. Puede haber alguna ruptura menor en la mucosa que pueden llegar a doler.
Para que una mujer disfrute de las relaciones sexuales via vaginal –independientemente de cuántas vedes lo ha hecho y de qué es lo que se inserta en la vagina- necesita estar excitada, lo cual le permite lubricarse (sensación mojada). Si ella está tensa y tiene dificultad para relajarse, le dolerá, sin importar si es la primera vez o si ha tenido relaciones sexuales anteriormente. Es importante reconocer el papel clave del clítoris en la fase de excitación y el disfrute de la relación en una mujer. El clítoris concentra miles de terminales nerviosas –más que cualquier otra parte del cuerpo humano. Esta sensibilidad es por la que muchas mujeres disfrutan la estimulación del clítoris.


¿Sangras durante “la primera vez”?

La vasta mayoría de las mujeres no sangra. No importa cómo se vea su corona vaginal, menos de la mitad de las mujeres sangran cuando son penetradas por la vagina por primera vez. De aquellas que sangran, muy pocas son por la razón de que la corona estaba muy cerrada, hay muchas otras razones por las que puede ocurrir un sangrado.  Si por ejemplo, la mujer no estaba excitada sexualmente, también pueden ocurrir ruptura de vasos sanguíneos sin importar si era la primera o décima relación sexual.


¿Se puede romper la corona vaginal al andar en bicicleta o montar a caballo?

No. Nuevamente enfatizamos que la corona vaginal no es una membrana frágil sino más bien elástica, por lo que la actividad física como el ejercicio no la afecta. Además se encuentra situada 1-2 cm dentro del canal vaginal por lo que ni siquiera está expuesta al exterior de forma inmediata.


¿Qué significa “romper el himen”? ¿El largo del pene hace alguna diferencia?

Los mitos variados y la incorrecta suposición de que hay una membrana que cubre la vagina han dado paso a expresiones como “romper el himen” y “desflorar”. Usualmente utilizadas para referirse a la mujer cuya vagina es penetrada por primera vez, sea por ella misma o por tener relaciones con un compañero. Lo que realmente está ahí es la corona vaginal, que son capas de tejido mucoso, que no se pueden romper por un pene o por cualquier otro objeto que se inserta en la vagina. Cuando este tejido mucoso es estirado, puede haber ruptura de vasos sanguíneos o doler un poco, cosas que sanan rápidamente normalment en el curso de 24 hrs. Estos pliegues de tejido se encuentran localizados 1-2 cm dentro de la vagina así que el largo del pene es irrelevante.

Si has tratado de penetrar tu vagina sin éxito, una revisión ginecológica sencilla te puede decir si la corona vaginal es un obstáculo.


Virginidad… ¿Qué significa?

La discusión sobre la virginidad gira alrededor de si una persona –hombre o mujer- ha tenido sexo alguna vez. En la mente de la mayoría de las personas, la pregunta principal es si una mujer ha tenido relaciones vía vaginal. La virginidad es un concepto vago basado en percepciones y mitos, que se refieren de forma más directa a la sexualidad femenina, que RFSU no pretende reforzar. Por un lado, la virginidad es asociada comúnmente con un enfoque heteronormativo del sexo que restringe en coito entre hombre y mujer (en palabras más simples, en la inserción de un pene en una vagina). En segundo lugar, en muchos lenguajes y culturas, la virginidad es sinónimo de inocencia, cuyo antónimo es la culpabilidad. NO existe ningún tipo de culpa al tener sexo, nadie debe sentirse culpable sobre nuestra sexualidad. Lo que es más, esos mitos se usan contra las mujeres en particular, por ejemplo como una excusa para difundir rumores y cometer violaciones sexuales.


En RFSU recibimos a veces preguntas acerca de cómo saber si eres no virgen.

Tú eres la única persona que puede decidir eso. Personas diferentes tienen distintas ideas acerca de qué tipo de acciones constituyen una “pérdida de la virginidad”. Algunxs lo restringen al coito, mientras que otros incluyen otras actividades sexuales también.


¿Es posible ver o sentir si una mujer ha tenido sexo anteriormente?

No. Es igualmente imposible saber si una persona es virgen con mirar sus genitales, tanto si es hombre o mujer. Ni siquiera un ginecólogo o compañerx sexual podrían decir si alguien ha tenido sexo vía vaginal, oral, anal o manual. Nadie puede detectar si otra persona ha tenido sexo.


¿Se puede coser la corona vaginal?

La cirugía en la corona vaginal rara vez resuelve algún tipo de problema, primeramente porque los resultados pueden variar, y en segundo lugar porque contribuye a mantener estructuras patriarcales que han perjudicado a las mujeres y la percepción de su sexualidad. (Algunas mujeres enfrentan la demanda de que deberían tener un “himen” intacto cuando se casan, como una garantía de que no han tenido sexo premarital con nadie antes que el marido).  La cirugía en la corona vaginal es inusual (algunas clínicas privadas podrían hacer algún procedimiento, pero además de ser muy caro, no ofrecen ninguna garantía de que la mujer sangrará al momento de ser penetrada), principalmente porque el resultado es incierto. La paciente puede tener algún tipo de terapia no quirúrgica, que implica sesiones con ginecólogx, consejerx o fisioterapista que ayude a validar las preocupacioenes de la paciente, fortalecer su autoestima y reducir su sentimiento de culpabilidad autoinducido.


¿Qué pasa si el procedimiento es realizado de cualquier forma?
Si una mujer decide seguir adelante con el procedimiento quirúrgico, lo cual es inusual, se le harán un par de puntos en cada lado de la corona vaginal. Estos puntos desaparecerán para el día de la boda de la paciente y no deberían ser detectados por nadie más. Sin embargo, no es posible coser una membrana en algún lugar o recrear algo que nunca existió. Los doctores dicen que es como “coser mantequilla” pues el tejido real es suave y elástico. Los puntos por sí mismos no causan sangrado en la mujer y podrían ser descubiertos en caso de que se hiciera una examinación ginecológica previa a su boda. Los puntos podrían también caerse tan pronto como la mujer salga del hospital.

Así que el procesimiento le ayuda a la mujer mucho más en un plano psicológico que en un plano físico. El sangrado en la penetración no se puede garantizar.

¿Se puede detectar una violación sexual con mirar la corona vaginal de una mujer?

Aunque no puedes decir si una mujer fue penetrada con mirar su corona vaginal, si ha habido una violación es posible encontrar otros signos del atacante. Por lo tanto es muy importante buscar ayuda médica tan pronto como sea posible después de un incidente de violación, y no lavarse. Las lesiones que los médicos registren al momento de examinar y las muestras de fluidos pueden ser usados como evidencia en un juicio legal. Es igualmente importante que la persona hable sobre lo ocurrido a manera de terapia para ayudarse a procesar el evento.



Para ver más: Video "Por el mundo del sexo" de RFSU

Sobre RFSU:

RFSU (Asociación Sueca para la Educación Sexual) fue fundada en 1933 y es hoy la principal organización sueca en el campo de la salud y los derechos sexuales y reproductivos (SDSR).
RFSU considera que la promoción y la prevención en cuanto a la salud pasa por un dialogo abierto sobre la sexualidad. El derecho a los servicios sexuales y de la salud así como a la educación sexual son los instrumentos esenciales en la lucha por una sociedad más equitativa y de mejor salud. Una educación sexual buena ofrece a todos la posibilidad de disfrutar su sexualidad y de tomar decisión sobre su propio cuerpo. Además, mejores conocimientos sobre la sexualidad permite la prevención de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y del VIH/SIDA.
RFSU reconoce tres libertades fundamentales por el amor propio y la dignidad de una persona: la libertad de elegir, la libertad de disfrutar y la libertad de ser si mismo. Las libertades sexuales se aplican a todos y pueden existir solo en condición de que la libertad de uno no resulta en la restricción de la libertad de otra persona.
RFSU es una organización no gubernamental (ONG) sin afiliación política o religiosa.

2 comentarios: